Rotura en cerradura de piso en alquiler

La rotura en cerradura de piso en alquiler la repara lo mismo el arrendador que el arrendatario. ¿A quién toca la reparación de la cerradura de un piso en alquiler?

A la pregunta de: ¿Quién deberá asumir los gastos de reparación de la cerradura?

Pues la respuesta depende de varios factores y circunstancias que se detallan aquí sin agotar las posibilidades.

Recuerde o entérese que en un contrato de alquiler todo debe quedar muy claro. El mantenimiento en alquiler es un elemento que debe estar bien detallado en dicho acuerdo.

La rotura de una cerradura es cosa común. No obstante hay cosas que deben quedar claras para saber quién asume el gasto de reparación de la cerradura en alquiler.

¿Quién paga la rotura de cerradura de piso en alquiler?

Una cerradura es un elemento que sufre desgaste por el tiempo de su uso continuado y fallará antes o después dependiendo de:

  • calidad de la cerradura,
  • tipo de cerradura,
  • mantenimiento (engrase y ajuste),
  • maltrato,
  • tiempo de uso.

Una cerradura cara y de buena calidad deberá durar más que una más barata, es lógico. Esto es válido para pisos destinados a alquiler en que no siempre se usan los mejores materiales para el mantenimiento en arrendamientos urbanos.

Cuando no se realiza el mantenimiento adecuado planificado y necesario por parte del arrendador o arrendatario según corresponda, el piso en alquiler comienza a enfermarse mostrando los síntomas típicos del abandono.

La cerradura, como es el caso que nos ocupa, sufrirá desgaste si no es engrasada siempre que se note alguna dificultad en el accionar la misma. Apretar los tornillos de fijación a la puerta que dependiendo del tipo de cerradura se aflojarán más o menos.

Con el simple engrase y ajuste de tornillos de fijación se alargará la vida útil de la cerradura.

El maltrato de la cerradura siempre la rompe

Los tirones de puerta por vientos o cualquier otra causa, pueden romper una cerradura. Es el caso de una cerradura con el pestillo de seguro dejado fuera que al ser tirada fuertemente o la persistencia del golpeteo, fracturará alguna parte del herraje incluso la madera de la puerta.

Un acople llave-cerradura defectuoso hace que con el tiempo se desgasten los pines o mecanismos del cerrojo provocando la rotura del mismo inutilizando así la cerradura o dejándola presa fácil de abrirse con cualquier objeto.

El tiempo del uso es la muerte natural de casi todos los objetos que usa el hombre. Nada es eterno en este mundo, todo está en constante cambio y ese cambio será más o menos rápido dependiendo de la naturaleza de las cosas.

Todo lo que se destina al uso continuado viene con una vida límite y entrarán a jugar todos los factores antes mencionados, calidad, mantenimiento y cuidado.

Pero, por fin ¿quién paga la cerradura rota o asume los gastos por reparación y mantenimiento?

La explicación anterior se hace necesaria para conocer quién será el responsable de la reparación o cambio de la cerradura de un piso en alquiler.

De esos puntos saldrá el responsable además de lo acordado en el contrato de arrendamiento como cuestión fundamental.

Para España, la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994 nos dice que el arrendador está obligado a realizar las reparaciones que sean necesarias. Pero aclara solo cuando el deterioro no es imputable al arrendatario. Además dice que las pequeñas reparaciones por el uso ordinario de la vivienda correrán a cargo del arrendatario.

No se describe cuáles son esas pequeñas roturas. El tamaño se calcula según sea el valor del bien afectado.

Una cerradura nunca llega a ser una reparación mayor por el valor de esta comparado con la puerta misma. Una cerradura se desgasta por el uso continuado por lo que entra en lo señalado por la ley en este caso.

No obstante hay cerraduras que son carísimas y la mano de obra para su cambio e instalación también. Por tanto hay veces que comprar una cerradura es caro y también el pago de la mano de obra de la instalación de cerradura de piso en alquiler.

El problema está en que si se comenzó el alquiler y en menos de 2 meses la cerradura falló por desgaste.

En este caso no puede corresponderle al arrendatario la reparación o sustitución del elemento porque no tuvo tiempo para provocar el desgaste por el uso continuado que señala la Ley.

Entonces se complicarían las cosas en discusiones. Para evitar eso y el gasto mayor que se incurriría en llevar el caso a un juez, lo mejor es la buena voluntad. La honestidad por parte de quien sea responsable ahorra problemas. Se debe proceder responsablemente a resolver el asunto.

La reparación de una cerradura en alquiler puede ser lo mismo cara que barata

La reparación o sustitución de la cerradura no es caro cuando se trata de una cerradura normal. Eso puede ser acordado sea a cargo del arrendatario el pago para ser disminuido entonces del importe total de la renta.

El pago del mantenimiento o reparación por cerradura rota también podrá asumirlo el arrendador y cargarlo al importe total de la renta por el tiempo necesario para su pago.

La cosa se complica cuando hay que cambiar una cerradura de un piso en alquiler y se trata de esas cerraduras complicadas y caras.

El contrato es quien dice quién paga, el tiempo de uso, la calidad de la cerradura y la causa de la rotura. Si usted le dio una patada a la puerta para abrirla o la forzó con alguna herramienta, debe pagarla.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ¡Vote usted!(1-Votos, promedio: 5,00 de 5)