Qué es la Hipoteca Naval y cómo se constituye. Nacimiento de la Institución

La Hipoteca Naval es una institución del Derecho Marítimo. Esta constituye una garantía sobre bienes, que a esos fines, se les considera inmuebles.

Con el desarrollo del comercio, el naviero tuvo que utilizar capitales ajenos en la explotación de la industria marítima. Se hizo necesario aplicar al buque un sistema de garantía real. La Hipoteca Naval es un derecho real que se establece sobre un buque para garantizar un crédito. Es, además, un contrato.

La Hipoteca Naval como Institución del Derecho Marítimo.

Por la peculiar naturaleza del buque que planteaba una duda entre prenda e hipoteca como forma de garantía y la necesidad de conservar los derechos en la explotación del mismo para satisfacer las deudas, se acuerda realizar la inscripción del buque en el registro.

Al estar inscripto el buque en el registro público se le está dando la categoría jurídica de bien inmueble. Este puede ser usado como medio económico para satisfacer deudas.

En Derecho caben muchas acepciones por conveniencia en el tráfico jurídico. Hay necesidad de dar categoría a las cosas para poder satisfacer todo lo nuevo. Asi se adaptan las normas a los cambios cuantitativos y cualitativos de la sociedad. Si el Derecho se estanca deja de ser Derecho.

La Hipoteca Naval existió en el Derecho Romano pero fue olvidado en la Edad Media. La Hipoteca Naval reaparece en Francia en el siglo XIX y se generaliza a partir de entonces en casi todas las legislaciones del planeta.

Cómo se constituye la Hipoteca Naval

La Hipoteca Naval sirve para dar publicidad de un hecho y decirle a un tercero que la cosa, en este caso el buque, es un bien. No obstante esté el buque en la posesión de alguien, este es un deudor. Tiene su posesión como garantía de préstamo para poder, con la explotación de ese bien, satisfacer esa deuda. De esa forma puede conservar la propiedad sobre el buque.

Para que se constituya la hipoteca naval se necesitan varios requisitos indispensables sin los cuales esta no existiría. Lo primero que debe existir es un buque.

Requisitos para la constitución de una hipoteca naval en sentido general

1. – Designación del acreedor y el deudor con sus generales.

2. – Cantidad líquida y determinada del crédito garantizado con la hipoteca.

3. – Fecha de vencimiento del capital y del pago de intereses.

4. – Determinación del titular de la hipoteca.

5. – Identificación del buque y su valor.

6. – Cantidad de que responde cada nave, si se hipotecan dos o más en garantía del mismo crédito.

Además de estos requisitos generales, cada país tiene una legislación relacionada con esta institución del Derecho Marítimo que la norma y controla según las leyes internas ajustadas al Derecho Internacional Público.

El Mortgage del Derecho Anglosajón

El Mortgage es original de Inglaterra, regulada por la Merchant Shipping Act. 1894, practicándose también en los Estados Unidos de América. Establece formas especiales para la inscripción, y al vencimiento del plazo, el acreedor entra en posesión del buque con derecho al flete desde el mismo día.

El Registrador puede expedir certificados que permitan hipotecar el buque fuera del puerto nacional. Eso lo hace mediante endoso, remitiéndolo el Armador al Capitán. Este último que creará el Mortgage, endosando el certificado a terceros.

El propietario que ha consentido el Mortgage no pierde el derecho de propiedad sobre el buque. Mientras quien da el préstamo no se considera propietario de la nave o de la parte de gravada de esta.

Además de las medidas necesarias para asegurar la eficacia de la garantía, quien da el Mortgage puede disponer del buque o de esa parte que garantiza el crédito, tomando posesión de estos al no pagársele en el plazo de vencimiento.

(Visited 485 times, 1 visits today)
Comparta con sus amigos
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ¡Vote usted!(1-Votos, promedio: 5,00 de 5)