Hornillas Eléctricas para Cuba

hornillas eléctricas para CubaUna cocina eléctrica es un producto con alto consumo de energía en Cuba, al igual que el horno eléctrico. Las hornillas eléctricas para Cuba no están permitidas.

Esos electrodomésticos tan útiles, cómodos y limpios para su uso en el hogar o el negocio  de elaboración de alimentos, no se autoriza su importación a Cuba. De todas formas, es necesario aclarar que la importación de equipos a Cuba solo se autoriza para su uso doméstico por lo que la importación de equipos industriales a Cuba por personas naturales no está autorizada.

Solo se pueden importar a Cuba equipos de uso doméstico

Los equipos que se pretendan importar deben ser de uso doméstico, en correspondencia con lo establecido mediante la Resolución 143-2013 y la No. 206-2014,ambas de la Aduana General de la República y el Decreto Ley No. 22, de 16 de abril de 1979, Arancel de aduanas de la República de Cuba para las importaciones sin carácter comercial.

No se pueden llevar a Cuba hornos ni hornillas eléctricas

Las cocinas, hornos y hornillas eléctricas no están autorizadas a entrar o ser enviadas a Cuba. Las regulaciones de la Aduana cubana no permiten la importación de esos electrodomésticos.

Qué tipo de cocina y horno eléctrico se permite entrar en Cuba

Según La Resolución 143-2013 de la Aduana de Cuba, las cocinas eléctricas que se permiten importar son las vitrocerámicas de inducción, de cualquier modelo y que su consumo eléctrico no exceda 1500 Watt, por foco.

Los hornos eléctricos se permite la importación a Cuba solo los denominados de microonda, de cualquier modelo y que su consumo eléctrico no exceda 2000 Watt.

Piezas de repuesto para cocinas eléctricas; ¿es posible importarlas a Cuba?

Según las normas aduaneras publicadas en el año 2014, vigentes en Cuba hasta la fecha, en el Capítulo 10, correspondiente a efectos electrodomésticos, informática y comunicaciones, se autoriza la importación de partes y piezas de equipos electrodomésticos, cocina y del hogar.

No se dice nada donde se exceptúe la importación de partes y piezas de repuesto para cocinas, hornos y hornillas eléctricas, en específico la resistencia eléctrica en alguna de sus formas según sea el modelo o tipo de cocina para la que se pretende importar el repuesto.

Qué se debe entender por hornilla eléctrica

La hornilla u hornillo, según el diccionario de la RAE, es un utensilio pequeño y generalmente portátil para cocinar o calentar alimentos. Si el legislador tomó esa definición como tal, entonces lo que se prohíbe a la importación es eso, una cocina eléctrica portátil y no la resistencia como pieza de repuesto para hornillas, cocinas u hornos eléctricos.

Lo anterior se explica porque, si el fundamento para la prohibición es el alto consumo eléctrico de dichos equipos, sería un error dejar entrar al país el elemento fundamental y con el cual se pueden fabricar esas cocinas sin necesidad de la importación del equipo completo. Con solo importar las piezas se fabrican las cocinas, hornos y hornillas.

Entonces, según las Normas de Aduana de la República de Cuba vigentes desde el año 2014, no sería posible la importación a la isla de esas piezas de repuesto para las cocinas, hornillas y hornos eléctricos.

Si los funcionarios de la aduana permiten a los pasajeros la importación de resistencias para cocinas eléctricas porque la consideran como piezas de equipos electrodomésticos, cocina y del hogar como bien se dice en el capítulo 10 de las referidas Normas, entonces es un problema de interpretación de la ley.

Comparta con sus amigos
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ¡Vote usted!(1-Votos, promedio: 5,00 de 5)